Literaturas Noticias

Envíanos tus: noticias@literaturas.com

BUSCA en LiteraturasNoticas.com

Lieraturas NOTICIAS en tu idioma

lieraturasnoticias.com
en su idioma,in your language,dans votre langue,in Ihrer Sprache,på ditt språk,на вашем языке, 在你的语言,no seu idioma EnglishFrenchGermanRussianPortugueseChinese Simplified

fernandez "20" CD

fernandez "20" CD
PUBLICIDAD

domingo, 1 de julio de 2018

6.- Muerte contrarreloj en el Tour de Francia


En cada etapa del Tour de Francia, hay ciclistas dispuestos a morir contrarreloj en descensos suicidas a más de 90 km/h. 
¿Por qué no estarían también dispuestos a matar para ganarlo?
En la nueva novela de Jorge Zepeda, todos se convierten en víctimas y culpables. 


VISITA DE AUTOR
Coincidiendo con el arranque de la 105ª edición del Tour de Francia 
el próximo 7 de julio Jorge Zepeda vistará España.

ENTREVISTAS en Madrid, 11 y 12 de julio.


El escritor y periodista Jorge Zepeda, abandona temporalmente elpolitical noir y da un paso adelante, en lo que se refiere al género negro.
“Muerte contrarreloj” es una historia trepidante que sumergirá al lector, no solo en la intriga de descubrir quién es el asesino, sino también en la adrenalina propia de una competición, mortal en si misma, que el autor conoce de primera mano. En 2017 siguió de cerca varias vueltas ciclistas, incluido el tour, como reportero deportivo viviendo de cerca la épica que rodea esta competición con altas dosis de heroísmo, solidaridad y también renuncia.
En sus manos, el Tour de Francia funciona como una especie de Orient Express, a lo Agatha Christie donde cada uno de los ciclistas son perfectos sospechosos. Una investigación contrarreloj en una ciudad rodante, que recorre más de tres mil kilómetros, y en el que cohabitan cientos de personas entre corredores, mecánicos, masajistas, conductores, periodistas… y en la que solo hay 21 días para poder atrapar al asesino. 

Muerte contrarreloj es una novela sobre la amistad de un par de amigos que se conocen en un campamento durante su adolescencia, ambos con vocación de ciclistas. Uno, Steve Panata,  creció entre rosas y algodones en el seno de una familia próspera que le dio todos los elementos para que se convirtiera en un deportista exitoso. En su vida, el ciclismo profesional era una opción más, entre otras, de un futuro necesariamente pródigo y holgado.

«En realidad, los dos nos fascinamos mutuamente. Cuando nos conocimos él tenía veintiún años, yo veintitrés. Steve había crecido entre algodones como hijo único y mimado de una pareja de abogados prominentes de Santa Fe, Nuevo México. Sus padres consintieron y apoyaron su obsesión por la bicicleta y lo dotaron de instructores semiprofesionales cuando decidió participar en las competencias juveniles de su país: terminó arrasando en todas ellas, siempre rodeado y protegido por una pequeña troupe financiada primero por su familia y luego por los patrocinadores, atraídos por el potencial que exudaba este chico de oro.»

El otro, Marc Moreu, nació y vivió hasta su adolescencia en Medellín. Hijo de un matrimonio desestructurado, de padre francés y madre colombiana, creció sin amor, entre adversidades y obstáculos de todo tipo, lo cual le llevó a utilizar el ciclismo sólo para no despeñarse en la vida. Terminó siendo ciclista —como otros acaban de oficinistas o vendedores— porque ese fue el tronco al que pudo aferrarse cuando simplemente intentaba mantenerse a flote en medio de la corriente. Paradójicamente fue la holgazanería en el momento de madrugar cada mañana e ir a la escuela, a 7 kilómetros de su casa, lo que le transformó, con el paso de los años, en uno de los escaladores más valorados del ciclismo mundial.

«Mi nueva bicicleta me permitió recorrer el despertador a las 5.30; más tarde comencé a cronometrar mis trayectos para prolongar el tiempo de sueño. Terminó convirtiéndose en una obsesión: cada semana intentaba recortar en uno o dos minutos la duración del camino a la escuela. Disminuí el peso de la mochila, aprendí a sacar provecho de cada curva, conté las ocasiones en que aplicaba el freno y las reduje al mínimo indispensable. El aprendizaje de las técnicas y las estrategias vendría después, pero allí construí la verdadera sustancia de la que está hecho un ciclista profesional: la capacidad para infligirse dolor, llevarse al límite y continuar.»

Steve y Marc, los dos protagonistas de “Muerte contrarreloj” se hacen hermanos en una cofradía incondicional y de absoluta lealtad, y acaban convirtiéndose en la mancuerna más exitosa del ciclismo contemporáneo. Marc es la cadena que lleva a Steve por las montañas, el hombre casi mágico, casi poseedor de un tercer pulmón, que consigue mantener el ritmo de Steve y llevarlo a la victoria. Steve ha ganado cuatro Tours de Francia consecutivos y ahora, en 2016, está preparado para ganar su quinto Tour y meterse en la liga de las leyendas, junto a Anquetil, Merckx, Hinault e Indurain.

Pero la relación entre estos dos hombres entra en crisis poco a poco y la amistad se pone en vilo. Las amistades siempre están llenas de incidencias, más si está en juego el maillot amarillo o el amor de tu vida.

No hay comentarios:

Jim & jhon