Literaturas Noticias

Envíanos tus: noticias@literaturas.com

BUSCA en LiteraturasNoticas.com

Lieraturas NOTICIAS en tu idioma

lieraturasnoticias.com
en su idioma,in your language,dans votre langue,in Ihrer Sprache,på ditt språk,на вашем языке, 在你的语言,no seu idioma EnglishFrenchGermanRussianPortugueseChinese Simplified

"Basura para Dos". Novela

"Basura para Dos". Novela
PUBLICIDAD

domingo, 11 de diciembre de 2016

38.- REVISTA LITERATURAS.COM 'PAISAJE' Ricardo Martínez-Conde








Paisaje
Ricardo Martínez-Conde
Ediciones Vitruvio, 2016

Por Francisco J. Castañón


Paisaje es el último poemario publicado por Ricardo Martínez-Conde, autor de una extensa obra poética escrita en castellano y gallego. Un poeta con un estilo magníficamente definido. Una voz poética personalísima, sin ambages ni artificios altisonantes, que ahora nos invita a adentrarnos en este Paisaje para conocer y atisbar los territorios por donde transita su poesía. Una poesía diáfana, sencilla y pausada, tal como mira este espléndido poeta las cosas comunes del mundo que nos rodea. De cada objeto o entidad de ese limitado universo en que existimos, el poeta entresaca la materia prima con la que va construyendo meticulosamente poemas tan bellos como ‘Tenéis el privilegio de ser, y no sois’, ‘Ella, 1920’, o ‘Miradme hojas’.

La poesía de este libro está llena, en efecto, de serenidad y calma. Como ha apuntado Gustavo Travi, los versos de este poeta -y Paisaje no es una excepción-, son un bálsamo, un ámbito de sosiego donde encontramos una poesía que entra en nuestro ánimo e intelecto con afable sutileza. Calma y serenidad como constantes de esta poesía frente a nuestra sociedad del vértigo. Considerar y contemplar la realidad, deteniéndonos en el sentir y el latir de cada uno de sus elementos. Y hacerlo de “esa manera lenta”, con ese ritmo hecho a la medida del poeta, para conseguir la armonía deseada con nuestro universo inmediato, cuya materialidad trasciende por medio de la poesía.

Martínez-Conde es un hábil y experimentado artesano de la palabra. De esta forma, en Paisaje cada palabra tiene su cometido, un significado escogido adrede, nada se deja al azar en el discurso poético. La palabra tiene aquí un trasfondo preciso para trazar e interpretar el mapa de ese Paisaje intrínseco del que el poeta quiere hacernos participes, donde hallamos emoción y sensibilidad pero también reflexión profunda y prospección filosófica. Todo ello, aderezado de un lirismo equilibrado y un tono coloquial que imprime cercanía con el lector. Para este autor, la complicidad y una comunicación sincera con quien desea aproximarse a sus versos es esencial. Porque la poesía de Martínez-Conde es una poesía que dialoga, pero también que escucha. 

Varios son los temas que surgen y los interrogantes que plantea este autor en sus poemas, para componer sus cavilaciones y celebrar ese vivir cotidiano, pero consciente, de la realidad. La sombra del tiempo, el cielo y el destino, la soledad, el miedo, la esperanza, el viaje como aprendizaje o mirar la vida pensando en las nubes son algunas de las cuestiones de fondo que se abordan en este poemario, donde el poeta vuelve la vista, casi de continuo, hacia la naturaleza y, sobre todo, al mar, a ese mar que, en palabras de este poeta “Es casi azul y casi amigo”.   



La poesía de Paisaje es una poesía sapiencial. Detrás de esa buscada sencillez, de esa serena reflexión, hay una teoría personal de la existencia. Como el poeta y filosofo Lucrecio, a quien el autor dedica un poema, Martínez-Conde toma “…de cada cosa el ser /… de cada nombre el nombre”. En estos versos hay conocimiento, la síntesis de un quehacer intelectual y por supuesto experiencia vital. “Pensó en la realidad. Pensó en la incerteza./ Lo que sucede es una renovación, una/ revelación”, escribe el poeta.

Por otro lado, el lenguaje de este poemario ha sido cuidado con esmero. Una minuciosidad que quiere dar al léxico, a la palabra, un valor no solo expresivo sino también cultural. En el poema dedicado a Emilie Dikinson alcanza su cénit esta idea: la palabra adecuada para la expresión exacta. Asimismo, llama poderosamente la atención el empleo del paréntesis como recurso, a través del cual el poeta está presente en el poema. A lo largo del libro encontramos al autor dilucidando, esclareciendo sus versos desde la distancia que toma con el texto al resguardo del paréntesis. Un ejemplo: “Le digo al viento, ven. Y no viene / (Desearía tenerle por un momento / cerca, sentirle para que diese valor / a lo que pienso; o me piensa) / No viene, pero ha de ser así.”

La poesía de Ricardo Martínez-Conde es una poesía elegante y de manera elegante resuelve la ecuación creativa que se plantea en cada poema de este Paisaje. Estamos ante un libro donde hay poesía de calidad, pero donde también podemos hallar una poesía genuina y sincera. Aquí la poesía es parte inseparable del Paisaje, de este Paisaje que ha dibujado con palabras para nosotros Martínez-Conde. Un libro donde la palabra, como apunta el poeta, “cuenta, canta, escucha, construye”. Un libro que bien merece ser leído.



No hay comentarios:

Jim & jhon